Home Sin categoría En una excitación, el clítoris se llena de sangre y se vuelve erecto, doblando su tamaño. La vagina se expande y el punto G puede llegar a ser del tamaño de una almendra.
0

En una excitación, el clítoris se llena de sangre y se vuelve erecto, doblando su tamaño. La vagina se expande y el punto G puede llegar a ser del tamaño de una almendra.

0
0

En una excitación, el clítoris se llena de sangre y se vuelve erecto, doblando su tamaño. La vagina se expande y el punto G puede llegar a ser del tamaño de una almendra.